San Rafael Arcángel

Oraciones Católicas

Señor San Rafael mío, a vos llego con alegría y contento para que me remedies esta necesidad mía antes de los 21 días, y para que me acompañes y guíes como acompañante y guiaste al joven Tobías.

(Se reza un padrenuestro y un Avemaría, el primer día, dos al segundo y así sucesivamente aumentando uno todos los días.)

¡Oh fidelísimo compañero y custodio mío!

Destinado por la Divina Providencia para mi guardia tutelar, protector y defensor mío, que nunca te apartes de mi lado, y gracias te daré yo por la fidelidad y el amor que me profesas y por los muchos beneficios que a cada instante estoy recibiendo de ti; tú velas sobre mi, cuando estoy durmiendo, cuando estoy triste tu me consuelas, cuando estoy desmayado me alimentas, tu apartas de mi lado los peligros presentes y me enseñas a precaver los futuros, me desvías de los malos y me inclinas a los buenos, y me reconcilias con Dios y mucho tiempo hace que estaría ardiendo en el infierno si con tus ruegos y gemidos no hubieran detenido la ira el Señor, suplícote no me desampares en las cosas adversas, modérame en las prosperidades, líbrame de los peligros y ayúdame en las tentaciones para no dejarme vencer jamás y lleva ante el acatamiento de Dios mis oraciones y todas mis obras buenas, consiguiendo que de esta vida sea trasladada mi alma en gracia de Jesús, María y José, Joaquín y Ana.

Amén!

 

 

Ir al Indice           

 

Novedades en eCatolico


SUBIR