Ofrecimiento del Alma

Oraciones Católicas

Gózome Señor mío de cuanto eres, Eres Dios,
eres quien eres, gloria mía.

¿Quien puede definir tu grandeza2
¿Quien puede definar tu poder?
¿Quien puede definir tu bondad?

Yo te adore y otro te explique,
Yo te alabe y otro te refiera,
Yo te obedezca y otro te describa.

No quiero definirte sino amarte,
Quien menos presume más te alcanza,
Quien menos piensa de y si,
Más altamente piensa de Dios.

Quiero entender que no entiendo nada,
y quiero atender a Dios.

Mi corazón, yo te doy mi corazón,
recibe mi amor; mi bien; seas tu mi bien,
En mi quiero que te amen todos,
y yo quiero amarte en todos.
A nadie quiero para mi,
A todos quiero para Dios.

¡Oh gran Dios mío, qué dulce entenderte es amarte!
¡qué suave admirarte es obedecerte!
¡Que útil explicarte reverenciarte y servirte!

Explicar a Dios es imposible,
Amarle es posible,
Morir de amor por Dios es posible,
Muera yo por Dios,
Y viva en Dios y nunca deje de adorarle.

 

 

Ir al Indice           

 

Novedades en eCatolico


SUBIR