R

Diccionario Católico

| Inicio | Imágenes | Diversión | Temas | Música | Oraciones | La Biblia | ConocerLibrosVideos | Chat | Cine | Autor | MapaEnlacesWebmasters | Televisión | Radio |



R

RABBÍ o RABBONNÍ: Del hebreo = superior mío. A lo largo del Evangelio a Jesús se le denomina como tal en varias ocasiones, indistintamente con el calificativo de maestro, en reconocimiento a su superioridad sobre todos los demás. En Israel se denomina Rabí a los doctores de la Ley con autoridad espiritual.

RACA: En algunas traducciones de la Biblia se utiliza esta voz para significar imbécil, lelo. Proviene de la voz aramea RAQ = vacío, vano, sin seso.

RACIONAL: Se designa así a la bolsa hecha con tejido multicolor en la que se guardaban el URIM y el TUMMIM, adornada de 12 piedras preciosas que contenían los nombres de las 12 tribus de Israel.

RAPADO: El raparse la cabeza tenía un carácter de práctica idolátrica para los israelitas.

RASGAR VESTIDURAS: Ver VESTIDURAS.

REBAÑO: Literalmente es la agrupación de reses ovinas o bovinas para su mejor pastoreo. La simbología de la grey, aplicada a la humanidad, como conjunto social dócil y sin elemento directivo que les guíe por el buen camino hacia los pastos representados por la convivencia con Dios, es recogida en la Biblia, especialmente en el NT, con cierta profusión. La humanidad es el rebaño de Dios y Yahweh es su pastor (Ez. 36, 37), quien delega en su Hijo esta función y éste, a su vez, lo hace en San Pedro (Lc. 12, 32; Jn21, 15 y ss).

RECONCILIACIÓN: Ver EXPIACIÓN.

RECORDAR: Decir que Dios recuerda a alguien significa que Dios lo ama, le hace el bien, viene en su ayuda. Pedir que Dios recuerde su ALIANZA, es decir, de sus promesas, es lo mismo que pedir que siga manteniéndolas bondadosamente. Para el hombre y para la comunidad, recordar los beneficios de Dios es revivir los acontecimientos con alegría, gratitud, alabanza. Es revivirlos de verdad. Recordar es también vivir en la expectativa del gran futuro que se nos ha prometido y prepararlo activamente desde ahora. Todo esto sucede principalmente en la liturgia. Ver FIESTA.

REDENCIÓN: Es el término evolucionado de rescate, muy común en el AT. Se rescataban los bienes y las personas de los parientes más próximos tomándolos de los que los habían adquirido (Lev 25, 23-35; Rut 2, 20, 4, 1-8). Consistía en el pago de suma de dinero o, si era Dios, la vida de un animal en lugar del culpable. En el NT significa, la liberación del hombre realizada por Cristo con su Pascua. Para los cristianos la redención está presente por el Espíritu que han recibido (Rom 3, 24; 1 Cor 1, 30; Ef 1, 7; Col 1, 14). Ver SACRIFICIO. EXPIACIÓN.

REINO DE DIOS/REINO DE LOS CIELOS: Situación universal que se explicitará plenamente tras la parusía, o segunda venida de Cristo. Tras la primera venida del Mesías, Él nos acercó la posibilidad del Reino de Dios. El Evangelio, la buena nueva que conlleva, su mensaje último y fundamental es que el Reino de Dios está entre nosotros, que nuestra misión, como creyentes, es la de ayudar a su construcción y propiciar el acercamiento de la realidad humana al ideal que representa dicho Reino. La ley fundamental de este reino es la caridad con Dios y con el prójimo. Su práxis es el amor fraternal y su base la justicia verdadera e integral. La expresión Reino de los cielos es propia de Mateo y su evangelio. Ambas son equiparables al de señorío. El lugar donde Dios está por encima de todas las cosas y criaturas y gobierna la justicia, la paz y el amor.

RELIGIÓN: Conjunto de normas éticas y morales, ceremonias, observancias y estatutos que constituyen un culto, que puede ser genuino y verdadero, o ser considerado supersticioso.

RELIQUIAS: Etimológicamente = vestidos de los santos. Se denominan así a los restos del cuerpo o pertenencias personales relacionadas con los santos. La reliquia más venerada es la Síndone o Sábana Santa que se venera en Turín y que se supone fue el sudario que envolvió a Jesús en el sepulcro.

RESURRECCIÓN: No simplemente volver a la vida. Es recibir de Dios una vida NUEVA y plena, que solamente Él puede dar. La resurrección de Cristo no debe ser confundida con el revivir de su cuerpo mortal, como lo demuestra el hecho de que, en un primer instante, no es reconocido por las personas a quienes se aparece (Lc. 24, 31; Lc. 24, 37; Jn. 20, 15; Jn. 21, 4). Una nueva materialización de su cuerpo impediría, por ejemplo, traspasar las paredes donde se encontraban los discípulos (Jn. 20, 19 y Jn. 20, 26), aunque tenemos la paradoja de que puede ser tocado (Jn. 20, 17 y Jn. 20, 27). Estamos ante una reminiscencia de la Transfiguración, una especie de espiritualización del cuerpo mortal de Cristo. La resurrección que Él nos promete a todos los hombres tampoco ha de ser entendida como una reencarnación material en nuestro cuerpo actual, sino la vivificación del espíritu en compañía, o alejamiento, según el caso, de Dios = gloria

RESTO: No tiene sentido peyorativo, como entre nosotros. En medio de tantas persecuciones y tentativas de exterminio, de tantas maldades, Israel tenía conciencia de que el pueblo no sería acabado del todo; nunca se acabaría; siempre quedaría un pequeño resto, un futuro. En ese sentido, se habla del resto de ISRAEL, de JACOB, JUDÁ, JOSÉ: son los que se salvan, después de la tragedia que sufre el pueblo. San Pablo aplica el término a los que siguen a Jesucristo (Rom 11, 1-5; 9, 27-29) y que fundamentan la esperanza de que todo el pueblo israelita se salvará (Rom 11, 25s).

REUNIRSE CON LOS SUYOS: Es lo mismo que morir. Ver INFIERNOS.

REVELACIÓN: Es el descubrimiento del misterio de Dios. El se revela a los hombres en la historia de la salvación en muchas maneras. En los últimos tiempos se reveló en su Hijo (Heb 1, 1-2). Esta revelación en el AT nunca está ligada en forma exclusiva a la Palabra escrita, aunque sea un modo privilegiado de la misma. Procede de Dios en todas sus formas. A Él le queda la revelación última (Mc 13, 32). Es Dios quien se revela a sí mismo. Al fin habrá la revelación final cuando Dios será todo en todos (1 Cor 15, 28). La revelación es para todos los hombres (Lc 2, 31; 3, 6; 1 Tm 2, 4) aunque se dirija en primer término a los herederos de la PROMESA, a los hijos de ISRAEL. Los escritos de NT no son revelación sino testimonios, narración y promulgación a la vez de la revelación de Dios en Jesucristo.

REY: Además del gobernante supremo, designa al SEÑOR de todo, a Dios. A cada sociedad le gusta dar a la divinidad títulos dicientes. Un grupo patriarcal llamará Dios a quien se revela a sí mismo. Al fin habrá la revelación como Pastor. En ambientes en donde la autoridad máxima es el rey, también a Dios se le dará el título de Rey. Yavé es el rey de Israel, y así se le designa porque de Él viene todo el poder. La atribución de este título a Jesús es considerado delito de secesión, y, por tanto, reo de muerte en cruz según la ley romana.

REYES: Son dos libros redactados durante el Destierro de Babilonia. Abarcan el período de los reyes de Israel, aproximadamente cuatro siglos, desde los tiempos de David (año 1000 a. C.) hasta la destrucción de Jerusalén y del templo, con el destierro a Babilonia (587 a. C.). La mayor parte de la Biblia se escribió en estos cuatro siglos y en ellos Dios hizo surgir a sus PROFETAS. Cuatro siglos que narran la decadencia del Reino de Israel. Cuatro siglos en los que la fe de Israel maduró hasta alcanzar sublimidad en los grandes profetas, que sólo Cristo podía llevar más adelante.

RÍO: El agua corriente recuerda fertilidad, purificación, bienestar, alegría, vida, gracia de Dios; todo esto no como algo estático, sino brotando continuamente y renovándose sin parar.

RIQUEZAS: Originalmente es la abundancia de bienes materiales. Su acumulación desmedida constituye una suerte de idolatría. También se denomina así a la abundancia de bienes espirituales.

ROCA: Da idea de firmeza, apoyo sólido, algo que nadie derrumba. Por eso, es uno de los nombres de Dios en el AT. La misma idea de solidez inquebrantable se encuentra en Mt 7, 24. Dos personalidades que están en la base de su respectiva comunidad de fe también son llamados roca: en el AT Abraham (Is 51, 1s); en el NT, PEDRO (Mt 16, 18). Y, naturalmente, Jesús (1 Cor 10, 4).

ROJO: Ver COLORES.

ROMANOS: Habitantes de Roma, la capital del Imperio. Específicamente la comunidad cristiana a la que San Pablo dirige la principal de sus cartas, comunidad muy floreciente (Rom 1, 8; 16, 19), compuesta en su mayoría por cristianos convertidos del paganismo y por una minoría de judíos cristianos. La carta fue escrita en Corinto en el invierno del 57-58 con el fin inmediato de preparar su visita a la comunidad de Roma y abrir con ellos un diálogo sobre los puntos más relevantes de su pensamiento, que serían ampliamente tratados de persona. A menos de treinta años de la pasión de Cristo, unos veinte desde la conversión de San Pablo, la doctrina cristiana ha realizado ya un largo camino llegando a la madurez y plenitud aseguradas por este monumento de la teología paulina.

ROPA: Ver VESTIDURAS.

ROSTRO / FAZ / CARA: El rostro representa la persona, o lo que ella tiene más de sí misma. De ahí ciertas expresiones típicas del lenguaje bíblico. Ver la faz = estar en la presencia de alguien, presentarse ante él. Cara a cara = presencia. Huir de la faz = evitar a la persona. Volver el rostro hacia alguien o desviarlo de él = aceptar o rechazar a alguien. Cubrir el rostro puede ser señal de respeto; igualmente, siempre que Dios se revela, hay que cubrir el rostro ante él. Hacer resplandecer el rostro = sonreír, mirar con bondad.

RUT: El libro de Rut sostiene que el amor de Dios es universal. Escrito en forma lírica, en una época muy particular del pueblo de Dios, durante el regreso de los israelitas del destierro de Babilonia y cuando se establecían nuevamente en Judea, en el siglo V a. C. Nos presenta todo cuanto se puede encontrar de cultura verdadera, de humanidad exquisita, de nobleza inconsciente, en una vida sencilla de campesinos. Este libro salva del olvido lo que fue durante siglos la vida de los agricultores de Palestina, antepasados de Cristo. La extranjera Rut, protagonista del libro, se nombra en la genealogía de Jesús (Mt 1, 5).

***************

REO: Persona que por haber cometido una culpa merece castigo.

RESPIRADERO: Celosía que se coloca alrededor de los pasos para que el costalero pueda ver y respirar sin ser visto y que además sirve para decorar los pasos.

ROSTRILLO: Adorno, consiste en un volante de tela rizada. Que lo llevan las imágenes de Nuestra Señora y de algunas santas.

ROSCA: Rollo circular que los colegiales traían por distintivo en unas de las hojas de la beca.

ROSARIO: 1.- Rezo de la Iglesia, en que se conmemorán los quince misterios de la Virgen Santísima, recitando después de cada uno un Padrenuestro, diez Avemarías y un Gloriapatri, seguido todo de la Letanía. Divídese en tres partes, correspondientes a los misterios gozosos, dolorosos y gloriosos, y es lo más común rezar una sola de ellos con la letanía. 2.- Sarta de cuentas, separadas de diez en diez por otras de distinto tamaño, anudada por sus extremos a una cruz precedida por lo común de tres cuentas pequeñas. Suele adornarse con medallas u otros objetos de devoción y sirve para hacer ordenadamente el rezo del mismo nombre o una de sus partes.

 

A  B  C  D  E  F  G  H  I  J  K  L  M  N  O  P  Q  R  S  T  U  V  W  X  Y  Z

 

Ir al Indice 

         

 

 

Si esta Página ha sido de su agrado

por favor entre aquí y

Recomiéndela


 

El Administrador de este Sitio tiene algo que decirte, escúchalo en su Album "Mis Charlas en el Chat Católico Omega Voz". Escúchalo y si te gusta algún mensaje, descárgalo y compártelo. Para ir y escucharlo presiona aquí

 

VISITE NUESTRO CHAT CATOLICO "OMEGA VOZ", CHAT DE TEXTO Y AUDIO

 

Ir a Chat Omega Voz

  

 

 

 

 

| Inicio | Imágenes | Diversión | Temas | Música | Oraciones | La Biblia | ConocerLibrosVideos | Chat | Cine | Autor | MapaEnlacesWebmasters | Televisión | Radio |



 

Presione g+1 para recomendar esta página