Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Samuel I



Busca mas en nuestros Sitios Catolicos


SA1  2: 1 
Entonces Ana dijo esta oracin: Mi corazn exulta en Yahveh, mi cuerno se levanta en Dios, mi boca se dilata contra mis enemigos, porque me he gozado en tu socorro.
SA1  2: 2 
No hay Santo como Yahveh, (porque nadie fuera de ti), ni roca como nuestro Dios.
SA1  2: 3 
No multipliquis palabras altaneras.No salga de vuestra boca la arrogancia.Dios de sabidura es Yahveh, suyo es juzgar las acciones.
SA1  2: 4 
El arco de los fuertes se ha quebrado, los que tambalean se cien de fuerza.
SA1  2: 5 
Los hartos se contratan por pan, los hambrientos dejan su trabajo.La estril da a luz siete veces, la de muchos hijos se marchita.
SA1  2: 6 
Yahveh da muerte y vida, hace bajar al Seol y retornar.
SA1  2: 7 
Yahveh enriquece y despoja, abate y ensalza.
SA1  2: 8 
Levanta del polvo al humilde, alza del muladar al indigente para hacerle sentar junto a los nobles, y darle en heredad trono de gloria, pues de Yahveh los pilares de la tierra y sobre ellos ha sentado el universo.
SA1  2: 9 
Guarda los pasos de sus fieles, y los malos perecen en tinieblas, (pues que no por la fuerza triunfa el hombre).
SA1  2: 10 
Yahveh, quebrantados sus rivales! el Altsimo truena desde el cielo.Yahveh juzga los confines de la tierra, da pujanza a su Rey, exalta el cuerno de su Ungido.
SA1  2: 11 
Parti Elcan para Ram, y el nio se qued para servir a Yahveh a las rdenes del sacerdote El.
SA1  2: 12 
Los hijos de El eran unos malvados que no conocan a Yahveh
SA1  2: 13 
ni las normas de los sacerdotes respecto del pueblo: cuando alguien ofreca un sacrificio, vena el criado del sacerdote, mientras se estaba cociendo la carne, con el tenedor de tres dientes en la mano,
SA1  2: 14 
lo hincaba en el caldero o la olla, en la cacerola o el puchero, y todo lo que sacaba el tenedor, el sacerdote se lo quedaba; y as hacan con todos los israelitas que iban all, a Silo.
SA1  2: 15 
Incluso antes de que quemasen la grasa, vena el criado del sacerdote y deca al que sacrificaba: Dame carne para asrsela al sacerdote, no te aceptar carne hervida, sino solamente carne cruda.
SA1  2: 16 
Y si el hombre le decas: Primero se quema la grasa, y despus tomars cuanto se te antoje, le responda: No, me lo dars ahora o lo tomo por la fuerza.
SA1  2: 17 
El pecado de los jvenes era muy grande ante Yahveh, porque trataban con desprecio la ofrenda hecha a Yahveh.
SA1  2: 18 
Estaba Samuel al servicio de Yahveh, muchacho vestido con efod de lino.
SA1  2: 19 
Le haca su madre un vestido pequeo que le llevaba de ao en ao, cuando suba con su marido para ofrecer el sacrificio anual.
SA1  2: 20 
Bendeca luego El a Elcan y a su mujer diciendo: Que Yahveh te conceda descendencia de esta mujer, a cambio del prstamo que ella ha cedido a Yahveh. Y ellos se volvan a su lugar.
SA1  2: 21 
En efecto, Yahveh visit a Ana, que concibi y dio a luz tres hijos y dos hijas; el nio Samuel creca ante Yahveh.
SA1  2: 22 
El era muy anciano; oy todo cuanto sus hijos hacan a todo Israel,
SA1  2: 23 
y les dijo: Por qu os portis de ese modo que yo mismo he odo comentar a todo el pueblo?
SA1  2: 24 
No, hijos mos, los rumores que oigo no son buenos...
SA1  2: 25 
Si un hombre peca contra otro hombre, Dios ser el rbitro; pero si el hombre peca contra Yahveh quin interceder por l? Pero ellos no escucharon la voz de su padre, porque Yahveh deseaba hacerles morir.
SA1  2: 26 
Cuanto al nio Samuel, iba creciendo y hacindose grato tanto a Yahveh como a los hombres.
SA1  2: 27 
Vino un hombre de Dios a El y le dijo: As ha dicho Yahveh. Claramente me he revelado a la casa de tu padre, cuando ellos estaban en Egipto al servicio de la casa de Faran.
SA1  2: 28 
Y le eleg entre todas las tribus de Israel para ser mi sacerdote, para subir a mi altar, incensar la ofrenda y llevar el efod en mi presencia, y he concedido a la casa de tu padre parte en todos los sacrificios por el fuego de los hijos de Israel.
SA1  2: 29 
Por qu pisoteis el sacrificio y la oblacin que yo he ordenado y pesan tus hijos ms que yo, cebndoos con lo mejor de todas las oblaciones de mi pueblo Israel?
SA1  2: 30 
Por eso - palabra de Yahveh, Dios de Israel - yo haba dicho que tu casa y la casa de tu padre andaran siempre en mi presencia, pero ahora - palabra de Yahveh - me guardar bien de ello. Porque a los que me honran, yo les honro, pero los que me desprecian son viles.
SA1  2: 31 
He aqu que vienen das en que amputarn tu brazo y el brazo de la casa de tu padre, de suerte que en tu casa los hombres no lleguen a madurar.
SA1  2: 32 
T mirars al lado de la Morada todo el bien que yo haga a Israel y nunca habr hombres maduros en tu casa.
SA1  2: 33 
Conservar a alguno de los tuyos cabe mi altar para que sus ojos se consuman y su alma se marchite, pero la mayor parte de los tuyos perecer por la espada de los hombres.
SA1  2: 34 
Ser para ti seal lo que va a suceder a tus dos hijos Jofn y Pinjs: en el mismo da morirn los dos.
SA1  2: 35 
Yo me suscitar un sacerdote fiel, que obre segn mi corazn y mis deseos, le edificar una casa permanente y caminar siempre en presencia de mi ungido.
SA1  2: 36 
El que quedare de tu casa vendr a postrarse ante l para conseguir algn dinero o una torta de pan y dir: Destname, por favor, a una funcin sacerdotal cualquiera, para que tenga un bocado de pan que comer.



    MOSTRANDO 1 - 36  de  36

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |