La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Este buscador esta basado en la Biblia Catolica version de Jerusalen. Aqui puede encontrar todos los textos biblicos que tengan relacion con la palabra o frase que usted esta buscando. Tan solo debe anotar en la ventana del buscador esa palabra o frase, seleccionar la seccion de la Biblia donde desea buscar y presionar buscar.
Deuteronomio

DEU  28: 1 
Y si t escuchas de verdad la voz de Yahveh tu Dios, cuidando de practicar todos los mandamientos que yo te prescribo hoy, Yahveh tu Dios le levantar por encima de todas las naciones de la tierra,
DEU  28: 2 
y vendrn sobre ti y te alcanzarn todas las bendiciones siguientes, por haber escuchado la voz de Yahveh tu Dios.
DEU  28: 3 
Bendito sers en la ciudad y bendito en el campo.
DEU  28: 4 
Bendito ser el fruto de tus entraas, el producto de tu suelo, el fruto de tu ganado, el parto de tus vacas y las cras de tus ovejas.
DEU  28: 5 
Benditas sern tu cesta y tu artesa.
DEU  28: 6 
Bendito sers cuando entres y bendito cuando salgas.
DEU  28: 7 
A los enemigos que se levanten contra ti, Yahveh los pondr en derrota: salidos por un camino a tu encuentro, por siete caminos huirn de ti.
DEU  28: 8 
Yahveh mandar a la bendicin que est contigo, en tus graneros y en tus empresas, y te bendecir en la tierra que Yahveh tu Dios te da.
DEU  28: 9 
Yahveh har de ti el pueblo consagrado a l, como te ha jurado, si t guardas los mandamientos de Yahveh tu Dios y sigues sus caminos.
DEU  28: 10 
Todos los pueblos de la tierra vern que sobre ti es invocado el nombre de Yahveh y te temern.
DEU  28: 11 
Yahveh te har rebosar de bienes: frutos de tus entraas, frutos de tu ganado, y frutos de tu suelo, en esta tierra que l jur a tus padres que te dara.
DEU  28: 12 
Yahveh abrir para ti los cielos, su rico tesoro, para dar a su tiempo la lluvia necesaria a tu tierra y para bendecir todas tus obras. Prestars a naciones numerosas, y t no tendrs que tomar prestado.
DEU  28: 13 
Yahveh te pondr a la cabeza y no a la zaga; siempre estars encima y nunca debajo, si escuchas los mandamientos de Yahveh tu Dios, que yo te prescribo hoy, guardndolos y ponindolos en prctica,
DEU  28: 14 
sin apartarte ni a derecha ni a izquierda de ninguna de estas palabras que yo os prescribo hoy, para ir en pos de otros dioses a servirles.
DEU  28: 15 
Pero si desoyes la voz de Yahveh tu Dios, y no cuidas de practicar todos sus mandamientos y sus preceptos, que yo te prescribo hoy, te sobrevendrn y te alcanzarn todas las maldiciones siguientes:
DEU  28: 16 
Maldito sers en la ciudad y maldito en el campo.
DEU  28: 17 
Malditas sern tu cesta y tu artesa.
DEU  28: 18 
Maldito el fruto de tus entraas y el fruto de tu suelo, el parto de tus vacas y las cras de tus ovejas.
DEU  28: 19 
Maldito sers cuando entres y maldito cuando salgas.
DEU  28: 20 
Yahveh enviar contra ti la maldicin, el desastre, la amenaza, en todas tus empresas, hasta que seas exterminado y perezcas rpidamente, a causa de la perversidad de tus acciones por las que me habrs abandonado.
DEU  28: 21 
Yahveh har que se te pegue la peste, hasta que te haga desaparecer de este suelo adonde vas a entrar para tomarlo en posesin.
DEU  28: 22 
Yahveh te herir de tisis, fiebre, inflamacin, gangrena, sequa, tizn y aublo, que te perseguirn hasta que perezcas.
DEU  28: 23 
Los cielos de encima de tu cabeza sern de bronce, y la tierra de debajo de ti ser de hierro.
DEU  28: 24 
Yahveh dar como lluvia a tu tierra polvo y arena, que caern del cielo sobre ti hasta tu destruccin.
DEU  28: 25 
Yahveh har que sucumbas ante tus enemigos: salido a su encuentro por un camino, por siete caminos huirs de ellos, y sers el espanto de todos los reinos de la tierra.
DEU  28: 26 
Tu cadver ser pasto de todas las aves del cielo y de todas las bestias de la tierra sin que nadie las espante.
DEU  28: 27 
Yahveh te herir con lceras de Egipto, con tumores, sarna y tia, de las que no podrs sanar.
DEU  28: 28 
Yahveh te herir de delirio, ceguera y prdida de sentidos,
DEU  28: 29 
hasta el punto que andars a tientas en pleno medioda como el ciego anda a tientas en la oscuridad, y tus pasos no llegarn a trmino. Estars oprimido y despojado toda la vida, y no habr quien te salve.
DEU  28: 30 
Te desposars con una mujer y otro hombre la har suya; edificars una casa y no la habitars; plantars una via y no podrs disfrutar de ella.
DEU  28: 31 
Tu buey ser degollado a tus propios ojos, y no podrs comer de l; tu asno ser robado en tu presencia, y no se te devolver; tus ovejas sern entregadas a tus enemigos, y no habr quien te salve;
DEU  28: 32 
tus hijos y tus hijas sern entregados a otro pueblo; tus ojos se consumirn mirando todos los das hacia ellos, pero tus manos no podrn hacer nada.
DEU  28: 33 
El fruto de tu suelo y toda tu fatiga lo comer un pueblo que no conoces. No sers ms que un explotado y oprimido toda la vida.
DEU  28: 34 
Y te volvers loco ante el espectculo que vers con tus ojos.
DEU  28: 35 
Yahveh te herir de lceras malignas en las rodillas y en las piernas, de las que no podrs sanar, desde la planta de los pies hasta la coronilla de la cabeza.
DEU  28: 36 
Yahveh te llevar a ti y al que hayas puesto sobre ti a una nacin que ni t ni tus padres conocais, y all servirs a otros dioses, de madera y de piedra.
DEU  28: 37 
Sers el asombro, el proverbio y la irrisin de todos los pueblos a donde Yahveh te conduzca.
DEU  28: 38 
Echars en tus campos mucha semilla y cosechars poco, porque la asolar la langosta.
DEU  28: 39 
Plantars y cultivars vias, pero no bebers vino ni recogers nada, porque el gusano las devorar.
DEU  28: 40 
Tendrs olivos por todo tu territorio, pero no te ungirs de aceite, porque tus olivos caern.
DEU  28: 41 
Engendrars hijos e hijas, pero no sern para ti, porque irn al cautiverio.
DEU  28: 42 
Todos tus rboles y los frutos de tu suelo sern presa de los insectos.
DEU  28: 43 
El forastero que vive junto a ti subir a costa tuya cada vez ms alto, y t caers cada vez ms bajo.
DEU  28: 44 
El te prestar, y t tendrs que tomar prestado; l estar a la cabeza y t a la zaga.
DEU  28: 45 
Todas estas maldiciones caern sobre ti, te perseguirn y te alcanzarn hasta destruirte, por no haber escuchado la voz de Yahveh tu Dios, guardando los mandamientos y los preceptos que l te ha prescrito.
DEU  28: 46 
Sern como una seal y un prodigio sobre ti y sobre tu descendencia para siempre.
DEU  28: 47 
Por no haber servido a Yahveh tu Dios en la alegra y la dicha de corazn, cuando abundabas en todo,
DEU  28: 48 
servirs a los enemigos que Yahveh enviar contra ti, con hambre, sed, desnudez y privacin de todo. El pondr en tu cuello un yugo de hierro hasta que te destruya.
DEU  28: 49 
Yahveh levantar contra ti una nacin venida de lejos, de los extremos de la tierra, como el guila que se cierne. Ser una nacin de lengua desconocida para ti,
DEU  28: 50 
una nacin de rostro fiero, que no respetar al anciano ni tendr compasin del nio.
DEU  28: 51 
Comer el fruto de tu ganado y el fruto de tu suelo, hasta destruirte; no te dejar trigo, mosto, ni aceite, ni los partos de tus vacas, ni las cras de tus ovejas, hasta acabar contigo.
DEU  28: 52 
Te asediar en todas tus ciudades, hasta que caigan en toda tu tierra tus murallas ms altas y ms fortificadas, en las que t ponas tu confianza. Te asediar en tus ciudades, en toda la tierra que te haya dado Yahveh tu Dios.
DEU  28: 53 
Comers el fruto de tus entraas, la carne de tus hijos y tus hijas que te haya dado Yahveh tu Dios, en el asedio y la angustia a que te reducir tu enemigo.
DEU  28: 54 
El ms delicado y tierno de entre los tuyos mirar con malos ojos a su hermano, e incluso a la esposa de su corazn y a los hijos que le queden,
DEU  28: 55 
negndose a compartir con ellos la carne de sus hijos que se comer, al quedarle ya nada en el asedio y la angustia a que tu enemigo te reducir en todas tus ciudades.
DEU  28: 56 
La ms delicada y tierna de las mujeres de tu pueblo, tan delicada y tierna que no hubiera osado posar en tierra la planta de su pie, mirar con malos ojos al esposo de su corazn, e incluso a su hijo y a su hija,
DEU  28: 57 
a las secundinas salidas de su seno y a los hijos que d a luz, pues los comer a escondidas, por la privacin de todo, en el asedio y la angustia a que te reducir tu enemigo en todas tus ciudades.
DEU  28: 58 
Si no cuidas de poner en prctica todas las palabras de esta Ley escritas en este libro, temiendo a ese nombre glorioso y temible, a Yahveh tu Dios,
DEU  28: 59 
Yahveh har terribles tus plagas y las de tu descendencia: plagas grandes y duraderas, enfermedades perniciosas y tenaces.
DEU  28: 60 
Har caer de nuevo sobre ti aquellas epidemias de Egipto a las que tanto miedo tenas, y se pegarn a ti.
DEU  28: 61 
Ms todava, todas las enfermedades y plagas que no se mencionan en el libro de esta Ley, las suscitar Yahveh contra ti, hasta destruirte.
DEU  28: 62 
No quedaris ms que unos pocos hombres, vosotros que erais tan numerosos como las estrellas del cielo, por haber desodo la voz de Yahveh tu Dios.
DEU  28: 63 
Y suceder que lo mismo que Yahveh se complaca en haceros favor y en multiplicaros, as se gozar en perderos, y destruiros. Seris arrancados del suelo adonde vas a entrar para tomarlo en posesin.
DEU  28: 64 
Yahveh te dispersar entre todos los pueblos, de un extremo a otro de la tierra, y all servirs a otros dioses, de madera y de piedra, desconocidos de ti y de tus padres.
DEU  28: 65 
No hallars sosiego en aquellas naciones, ni habr descanso para la planta de tus pies, sino que Yahveh te dar all un corazn trmulo, languidez de ojos y ansiedad de alma.
DEU  28: 66 
Tu vida estar ante ti como pendiente de un hilo, tendrs miedo de noche y de da, y ni de tu vida te sentirs seguro.
DEU  28: 67 
Por la maana dirs: Ojal llegase la tarde!, y por la tarde dirs: Ojal llegase la maana!, a causa del espanto que estremecer tu corazn y del espectculo que vern tus ojos.
DEU  28: 68 
Yahveh volver a llevarte a Egipto en barcos, por ese camino del que yo te haba dicho: No volvers a verlo ms. Y all os ofreceris en venta a vuestros enemigos como esclavos y esclavas, pero no habr ni comprador.
DEU  28: 69 
Estas son las palabras de la alianza que Yahveh mand a Moiss concluir con los israelitas en el pas de Moab, aparte de la alianza que haba concluido con ellos en el Horeb.


    MOSTRANDO 1 - 69  de  69

Seleccionar: Captulo:
Palabra: Mostrar:
Tamao de Letra:

| Inicio | Im�genes | Diversi�n | Temas | M�sica | Oraciones | CancioneroSalvapantallas | Preguntas Cat�licas | Directorio | Twitter | La Biblia | Barra | Catequistas |     M�s M�sica | Conocer |     Libros | Radios Cat�licasVideos | Postales | Chat | Messenger | Email | Cine | Autor | MapaEnlacesWebmasters | Televisi�n | Blogs | Radio | Noticias |