Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Lucas

LUC  11: 1 
Y sucedi que, estando l orando en cierto lugar, cuando termin, le dijo uno de sus discpulos: Seor, ensanos a orar, como ense Juan a sus discpulos.
LUC  11: 2 
El les dijo: Cuando oris, decid: Padre, santificado sea tu Nombre, venga tu Reino,
LUC  11: 3 
danos cada da nuestro pan cotidiano,
LUC  11: 4 
y perdnanos nuestros pecados porque tambin nosotros perdonamos a todo el que nos debe, y no nos dejes caer en tentacin.
LUC  11: 5 
Les dijo tambin: Si uno de vosotros tiene un amigo y, acudiendo a l a medianoche, le dice: Amigo, prstame tres panes,
LUC  11: 6 
porque ha llegado de viaje a mi casa un amigo mo y no tengo qu ofrecerle,
LUC  11: 7 
y aqul, desde dentro, le responde: No me molestes; la puerta ya est cerrada, y mis hijos y yo estamos acostados; no puedo levantarme a drtelos,
LUC  11: 8 
os aseguro, que si no se levanta a drselos por ser su amigo, al menos se levantar por su importunidad, y le dar cuanto necesite.
LUC  11: 9 
Yo os digo: Pedid y se os dar; buscad y hallaris; llamad y se os abrir.
LUC  11: 10 
Porque todo el que pide, recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrir.
LUC  11: 11 
Qu padre hay entre vosotros que, si su hijo le pide un pez, en lugar de un pez le da una culebra;
LUC  11: 12 
o, si pide un huevo, le da un escorpin?
LUC  11: 13 
Si, pues, vosotros, siendo malos, sabis dar cosas buenas a vuestros hijos, cunto ms el Padre del cielo dar el Espritu Santo a los que se lo pidan!
LUC  11: 14 
Estaba expulsando un demonio que era mudo; sucedi que, cuando sali el demonio, rompi a hablar el mudo, y las gentes se admiraron.
LUC  11: 15 
Pero algunos de ellos dijeron: Por Beelzebul, Prncipe de los demonios, expulsa los demonios.
LUC  11: 16 
Otros, para ponerle a prueba, le pedan una seal del cielo.
LUC  11: 17 
Pero l, conociendo sus pensamientos, les dijo: Todo reino dividido contra s mismo queda asolado, y casa contra casa, cae.
LUC  11: 18 
Si, pues, tambin Satans est dividido contra s mismo, cmo va a subsistir su reino?.. porque decs que yo expulso los demonios por Beelzebul.
LUC  11: 19 
Si yo expulso los demonios por Beelzebul, por quin los expulsan vuestros hijos? Por eso, ellos sern vuestros jueces.
LUC  11: 20 
Pero si por el dedo de Dios expulso yo los demonios, es que ha llegado a vosotros el Reino de Dios.
LUC  11: 21 
Cuando uno fuerte y bien armado custodia su palacio, sus bienes estn en seguro;
LUC  11: 22 
pero si llega uno ms fuerte que l y le vence, le quita las armas en las que estaba confiado y reparte sus despojos.
LUC  11: 23 
El que no est conmigo, est contra m, y el que no recoge conmigo, desparrama.
LUC  11: 24 
Cuando el espritu inmundo sale del hombre, anda vagando por lugares ridos, en busca de reposo; y, al no encontrarlo, dice: Me volver a mi casa, de donde sal.
LUC  11: 25 
Y al llegar la encuentra barrida y en orden.
LUC  11: 26 
Entonces va y toma otros siete espritus peores que l; entran y se instalan all, y el final de aquel hombre viene a ser peor que el principio.
LUC  11: 27 
Sucedi que, estando l diciendo estas cosas, alz la voz una mujer de entre la gente, y dijo: Dichoso el seno que te llev y los pechos que te criaron!
LUC  11: 28 
Pero l dijo: Dichosos ms bien los que oyen la Palabra de Dios y la guardan.
LUC  11: 29 
Habindose reunido la gente, comenz a decir: Esta generacin es una generacin malvada; pide una seal, y no se le dar otra seal que la seal de Jons.
LUC  11: 30 
Porque, as como Jons fue seal para los ninivitas, as lo ser el Hijo del hombre para esta generacin.
LUC  11: 31 
La reina del Medioda se levantar en el Juicio con los hombres de esta generacin y los condenar: porque ella vino de los confines de la tierra a or la sabidura de Salomn, y aqu hay algo ms que Salomn.
LUC  11: 32 
Los ninivitas se levantarn en el Juicio con esta generacin y la condenarn; porque ellos se convirtieron por la predicacin de Jons, y aqu hay algo ms que Jons.
LUC  11: 33 
Nadie enciende una lmpara y la pone en sitio oculto, ni bajo el celemn, sino sobre el candelero, para que los que entren vean el resplandor.
LUC  11: 34 
La lmpara de tu cuerpo es tu ojo. Cuando tu ojo est sano, tambin todo tu cuerpo est luminoso; pero cuando est malo, tambin tu cuerpo est a oscuras.
LUC  11: 35 
Mira, pues, que la luz que hay en ti no sea oscuridad.
LUC  11: 36 
Si, pues, tu cuerpo est enteramente luminoso, no teniendo parte alguna oscura, estar tan enteramente luminoso, como cuando la lmpara te ilumina con su fulgor.
LUC  11: 37 
Mientras hablaba, un fariseo le rog que fuera a comer con l; entrando, pues, se puso a la mesa.
LUC  11: 38 
Pero el fariseo se qued admirado viendo que haba omitido las abluciones antes de comer.
LUC  11: 39 
Pero el Seor le dijo: Bien! Vosotros, los fariseos, purificis por fuera la copa y el plato, mientras por dentro estis llenos de rapia y maldad.
LUC  11: 40 
Insensatos! el que hizo el exterior, no hizo tambin el interior?
LUC  11: 41 
Dad ms bien en limosna lo que tenis, y as todas las cosas sern puras para vosotros.
LUC  11: 42 
Pero, ay de vosotros, los fariseos, que pagis el diezmo de la menta, de la ruda y de toda hortaliza, y dejis a un lado la justicia y el amor a Dios! Esto es lo que haba que practicar aunque sin omitir aquello.
LUC  11: 43 
Ay de vosotros, los fariseos, que amis el primer asiento en las sinagogas y que se os salude en las plazas!
LUC  11: 44 
Ay de vosotros, pues sois como los sepulcros que no se ven, sobre los que andan los hombres sin saberlo!
LUC  11: 45 
Uno de los legistas le respondi: Maestro, diciendo estas cosas, tambin nos injurias a nosotros!
LUC  11: 46 
Pero l dijo: Ay tambin de vosotros, los legistas, que imponis a los hombres cargas intolerables, y vosotros no las tocis ni con uno de vuestros dedos!
LUC  11: 47 
Ay de vosotros, porque edificis los sepulcros de los profetas que vuestros padres mataron!
LUC  11: 48 
Por tanto, sois testigos y estis de acuerdo con las obras de vuestros padres; porque ellos los mataron y vosotros edificis.
LUC  11: 49 
Por eso dijo la Sabidura de Dios: Les enviar profetas y apstoles, y a algunos los matarn y perseguirn,
LUC  11: 50 
para que se pidan cuentas a esta generacin de la sangre de todos los profetas derramada desde la creacin del mundo,
LUC  11: 51 
desde la sangre de Abel hasta la sangre de Zacaras, el que pereci entre el altar y el Santuario. S, os aseguro que se pedirn cuentas a esta generacin.
LUC  11: 52 
Ay de vosotros, los legistas, que os habis llevado la llave de la ciencia! No entrasteis vosotros, y a los que estn entrando se lo habis impedido.
LUC  11: 53 
Y cuando sali de all, comenzaron los escribas y fariseos a acosarle implacablemente y hacerle hablar de muchas cosas,
LUC  11: 54 
buscando, con insidias, cazar alguna palabra de su boca.


    MOSTRANDO 1 - 54  de  54

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |