Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Marcos

MAR  13: 1 
Al salir del Templo, le dice uno de sus discpulos: Maestro, mira qu piedras y qu construcciones.
MAR  13: 2 
Jess le dijo: Ves estas grandiosas construcciones? No quedar piedra sobre piedra que no sea derruida.
MAR  13: 3 
Estando luego sentado en el monte de los Olivos, frente al Templo, le preguntaron en privado Pedro, Santiago, Juan y Andrs:
MAR  13: 4 
Dinos cundo suceder eso, y cul ser la seal de que todas estas cosas estn para cumplirse.
MAR  13: 5 
Jess empez a decirles: Mirad que no os engae nadie.
MAR  13: 6 
Vendrn muchos usurpando mi nombre y diciendo: Yo soy, y engaarn a muchos.
MAR  13: 7 
Cuando oigis hablar de guerras y de rumores de guerras, no os alarmis; porque eso es necesario que suceda, pero no es todava el fin.
MAR  13: 8 
Pues se levantar nacin contra nacin y reino contra reino. Habr terremotos en diversos lugares, habr hambre: esto ser el comienzo de los dolores de alumbramiento.
MAR  13: 9 
Pero vosotros mirad por vosotros mismos; os entregarn a los tribunales, seris azotados en las sinagogas y compareceris ante gobernadores y reyes por mi causa, para que deis testimonio ante ellos.
MAR  13: 10 
Y es preciso que antes sea proclamada la Buena Nueva a todas las naciones.
MAR  13: 11 
Y cuando os lleven para entregaros, no os preocupis de qu vais a hablar; sino hablad lo que se os comunique en aquel momento. Porque no seris vosotros los que hablaris, sino el Espritu Santo.
MAR  13: 12 
Y entregar a la muerte hermano a hermano y padre a hijo; se levantarn hijos contra padres y los matarn.
MAR  13: 13 
Y seris odiados de todos por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, se se salvar.
MAR  13: 14 
Pero cuando veis la abominacin de la desolacin erigida donde no debe (el que lea, que entienda), entonces, los que estn en Judea, huyan a los montes;
MAR  13: 15 
el que est en el terrado, no baje ni entre a recoger algo de su casa,
MAR  13: 16 
y el que est por el campo, no regrese en busca de su manto.
MAR  13: 17 
Ay de las que estn encinta o criando en aquellos das!
MAR  13: 18 
Orad para que no suceda en invierno.
MAR  13: 19 
Porque aquellos das habr una tribulacin cual no la hubo desde el principio de la creacin, que hizo Dios, hasta el presente, ni la volver a haber.
MAR  13: 20 
Y si el Seor no abreviase aquellos das, no se salvara nadie, pero en atencin a los elegidos que l escogi, ha abreviado los das.
MAR  13: 21 
Entonces, si alguno os dice: Mirad, el Cristo aqu Miradlo all, no lo creis.
MAR  13: 22 
Pues surgirn falsos cristos y falsos profetas y realizarn seales y prodigios con el propsito de engaar, si fuera posible, a los elegidos.
MAR  13: 23 
Vosotros, pues, estad sobre aviso; mirad que os lo he predicho todo.
MAR  13: 24 
Mas por esos das, despus de aquella tribulacin, el sol se oscurecer, la luna no dar su resplandor,
MAR  13: 25 
las estrellas irn cayendo del cielo, y las fuerzas que estn en los cielos sern sacudidas.
MAR  13: 26 
Y entonces vern al Hijo del hombre que viene entre nubes con gran poder y gloria;
MAR  13: 27 
entonces enviar a los ngeles y reunir de los cuatro vientos a sus elegidos, desde el extremo de la tierra hasta el extremo del cielo.
MAR  13: 28 
De la higuera aprended esta parbola: cuando ya sus ramas estn tiernas y brotan las hojas, sabis que el verano est cerca.
MAR  13: 29 
As tambin vosotros, cuando veis que sucede esto, sabed que El est cerca, a las puertas.
MAR  13: 30 
Yo os aseguro que no pasar esta generacin hasta que todo esto suceda.
MAR  13: 31 
El cielo y la tierra pasarn, pero mis palabras no pasarn.
MAR  13: 32 
Mas de aquel da y hora, nadie sabe nada, ni los ngeles en el cielo, ni el Hijo, sino slo el Padre.
MAR  13: 33 
Estad atentos y vigilad, porque ignoris cundo ser el momento.
MAR  13: 34 
Al igual que un hombre que se ausenta: deja su casa, da atribuciones a sus siervos, a cada uno su trabajo, y ordena al portero que vele;
MAR  13: 35 
velad, por tanto, ya que no sabis cundo viene el dueo de la casa, si al atardecer, o a media noche, o al cantar del gallo, o de madrugada.
MAR  13: 36 
No sea que llegue de improviso y os encuentre dormidos.
MAR  13: 37 
Lo que a vosotros digo, a todos lo digo: Velad!


    MOSTRANDO 1 - 37  de  37

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |