Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Marcos

MAR  10: 1 
Y levantndose de all va a la regin de Judea, y al otro lado del Jordn, y de nuevo vino la gente donde l y, como acostumbraba, les enseaba.
MAR  10: 2 
Se acercaron unos fariseos que, para ponerle a prueba, preguntaban: Puede el marido repudiar a la mujer?
MAR  10: 3 
El les respondi: Qu os prescribi Moiss?
MAR  10: 4 
Ellos le dijeron: Moiss permiti escribir el acta de divorcio y repudiarla.
MAR  10: 5 
Jess les dijo: Teniendo en cuenta la dureza de vuestro corazn escribi para vosotros este precepto.
MAR  10: 6 
Pero desde el comienzo de la creacin, El los hizo varn y hembra.
MAR  10: 7 
Por eso dejar el hombre a su padre y a su madre,
MAR  10: 8 
y los dos se harn una sola carne. de manera que ya no son dos, sino una sola carne.
MAR  10: 9 
Pues bien, lo que Dios uni, no lo separe el hombre.
MAR  10: 10 
Y ya en casa, los discpulos le volvan a preguntar sobre esto.
MAR  10: 11 
El les dijo: Quien repudie a su mujer y se case con otra, comete adulterio contra aqulla;
MAR  10: 12 
y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio.
MAR  10: 13 
Le presentaban unos nios para que los tocara; pero los discpulos les rean.
MAR  10: 14 
Mas Jess, al ver esto, se enfad y les dijo: Dejad que los nios vengan a m, no se lo impidis, porque de los que son como stos es el Reino de Dios.
MAR  10: 15 
Yo os aseguro: el que no reciba el Reino de Dios como nio, no entrar en l.
MAR  10: 16 
Y abrazaba a los nios, y los bendeca poniendo las manos sobre ellos.
MAR  10: 17 
Se pona ya en camino cuando uno corri a su encuentro y arodillndose ante l, le pregunt: Maestro bueno, qu he de hacer para tener en herencia vida eterna?
MAR  10: 18 
Jess le dijo: Por qu me llamas bueno? Nadie es bueno sino slo Dios.
MAR  10: 19 
Ya sabes los mandamientos: No mates, no cometas adulterio, no robes, no levantes falso testimonio, no seas injusto, honra a tu padre y a tu madre.
MAR  10: 20 
El, entonces, le dijo: Maestro, todo eso lo he guardado desde mi juventud.
MAR  10: 21 
Jess, fijando en l su mirada, le am y le dijo: Una cosa te falta: anda, cuanto tienes vndelo y dselo a los pobres y tendrs un tesoro en el cielo; luego, ven y sgueme.
MAR  10: 22 
Pero l, abatido por estas palabras, se march entristecido, porque tena muchos bienes.
MAR  10: 23 
Jess, mirando a su alrededor, dice a sus discpulos: Qu difcil es que los que tienen riquezas entren en el Reino de Dios!
MAR  10: 24 
Los discpulos quedaron sorprendidos al orle estas palabras. Mas Jess, tomando de nuevo la palabra, les dijo: Hijos, qu difcil es entrar en el Reino de Dios!
MAR  10: 25 
Es ms fcil que un camello pase por el ojo de la aguja, que el que un rico entre en el Reino de Dios.
MAR  10: 26 
Pero ellos se asombraban an ms y se decan unos a otros: Y quin se podr salvar?
MAR  10: 27 
Jess, mirndolos fijamente, dice: Para los hombres, imposible; pero no para Dios, porque todo es posible para Dios.
MAR  10: 28 
Pedro se puso a decirle: Ya lo ves, nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.
MAR  10: 29 
Jess dijo: Yo os aseguro: nadie que haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o hacienda por m y por el Evangelio,
MAR  10: 30 
quedar sin recibir el ciento por uno: ahora al presente, casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y hacienda, con persecuciones; y en el mundo venidero, vida eterna.
MAR  10: 31 
Pero muchos primeros sern ltimos y los ltimos, primeros.
MAR  10: 32 
Iban de camino subiendo a Jerusaln, y Jess marchaba delante de ellos; ellos estaban sorprendidos y los que le seguan tenan miedo. Tom otra vez a los Doce y comenz a decirles lo que le iba a suceder:
MAR  10: 33 
Mirad que subimos a Jerusaln, y el Hijo del hombre ser entregado a los sumos sacerdotes y a los escribas; le condenarn a muerte y le entregarn a los gentiles,
MAR  10: 34 
y se burlarn de l, le escupirn, le azotarn y le matarn, y a los tres das resucitar.
MAR  10: 35 
Se acercan a l Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, y le dicen: Maestro, queremos, nos concedas lo que te pidamos.
MAR  10: 36 
El les dijo: Qu queris que os conceda?
MAR  10: 37 
Ellos le respondieron: Concdenos que nos sentemos en tu gloria, uno a tu derecha y otro a tu izquierda.
MAR  10: 38 
Jess les dijo: No sabis lo que peds. Podis beber la copa que yo voy a beber, o ser bautizados con el bautismo con que yo voy a ser bautizado?
MAR  10: 39 
Ellos le dijeron: S, podemos. Jess les dijo: La copa que yo voy a beber, s la beberis y tambin seris bautizados con el bautismo conque yo voy a ser bautizado;
MAR  10: 40 
pero, sentarse a mi derecha o a mi izquierda no es cosa ma el concederlo, sino que es para quienes est preparado.
MAR  10: 41 
Al or esto los otros diez, empezaron a indignarse contra Santiago y Juan.
MAR  10: 42 
Jess, llamndoles, les dice: Sabis que los que son tenidos como jefes de las naciones, las dominan como seores absolutos y sus grandes las oprimen con su poder.
MAR  10: 43 
Pero no ha de ser as entre vosotros, sino que el que quiera llegar a ser grande entre vosotros, ser vuestro servidor,
MAR  10: 44 
y el que quiera ser el primero entre vosotros, ser esclavo de todos,
MAR  10: 45 
que tampoco el Hijo del hombre ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos.
MAR  10: 46 
Llegan a Jeric. Y cuando sala de Jeric, acompaado de sus discpulos y de una gran muchedumbre, el hijo de Timeo (Bartimeo), un mendigo ciego, estaba sentado junto al camino.
MAR  10: 47 
Al enterarse de que era Jess de Nazaret, se puso a gritar: Hijo de David, Jess, ten compasin de m!
MAR  10: 48 
Muchos le increpaban para que se callara. Pero l gritaba mucho ms: Hijo de David, ten compasin de m!
MAR  10: 49 
Jess se detuvo y dijo: Llamadle. Llaman al ciego, dicindole: Animo, levntate! Te llama.
MAR  10: 50 
Y l, arrojando su manto, dio un brinco y vino donde Jess.
MAR  10: 51 
Jess, dirigindose a l, le dijo: Qu quieres que te haga? El ciego le dijo: Rabbun, que vea!
MAR  10: 52 
Jess le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y al instante, recobr la vista y le segua por el camino.


    MOSTRANDO 1 - 52  de  52

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |