Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Mateo



Busca más en nuestros Sitios Católicos


MAT  25: 1 
Entonces el Reino de los Cielos ser semejante a diez vrgenes, que, con su lmpara en la mano, salieron al encuentro del novio.
MAT  25: 2 
Cinco de ellas eran necias, y cinco prudentes.
MAT  25: 3 
Las necias, en efecto, al tomar sus lmparas, no se proveyeron de aceite;
MAT  25: 4 
las prudentes, en cambio, junto con sus lmparas tomaron aceite en las alcuzas.
MAT  25: 5 
Como el novio tardara, se adormilaron todas y se durmieron.
MAT  25: 6 
Mas a media noche se oy un grito: Ya est aqu el novio! Salid a su encuentro!
MAT  25: 7 
Entonces todas aquellas vrgenes se levantaron y arreglaron sus lmparas.
MAT  25: 8 
Y las necias dijeron a las prudentes: Dadnos de vuestro aceite, que nuestras lmparas se apagan.
MAT  25: 9 
Pero las prudentes replicaron: No, no sea que no alcance para nosotras y para vosotras; es mejor que vayis donde los vendedores y os lo compris.
MAT  25: 10 
Mientras iban a comprarlo, lleg el novio, y las que estaban preparadas entraron con l al banquete de boda, y se cerr la puerta.
MAT  25: 11 
Ms tarde llegaron las otras vrgenes diciendo: Seor, seor, brenos!
MAT  25: 12 
Pero l respondi: En verdad os digo que no os conozco.
MAT  25: 13 
Velad, pues, porque no sabis ni el da ni la hora.
MAT  25: 14 
Es tambin como un hombre que, al ausentarse, llam a sus siervos y les encomend su hacienda:
MAT  25: 15 
a uno dio cinco talentos, a otro dos y a otro uno, a cada cual segn su capacidad; y se ausent.
MAT  25: 16 
Enseguida, el que haba recibido cinco talentos se puso a negociar con ellos y gan otros cinco.
MAT  25: 17 
Igualmente el que haba recibido dos gan otros dos.
MAT  25: 18 
En cambio el que haba recibido uno se fue, cav un hoyo en tierra y escondi el dinero de su seor.
MAT  25: 19 
Al cabo de mucho tiempo, vuelve el seor de aquellos siervos y ajusta cuentas con ellos.
MAT  25: 20 
Llegndose el que haba recibido cinco talentos, present otros cinco, diciendo: Seor, cinco talentos me entregaste; aqu tienes otros cinco que he ganado.
MAT  25: 21 
Su seor le dijo: Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondr; entra en el gozo de tu seor.
MAT  25: 22 
Llegndose tambin el de los dos talentos dijo: Seor, dos talentos me entregaste; aqu tienes otros dos que he ganado.
MAT  25: 23 
Su seor le dijo: Bien, siervo bueno y fiel!; en lo poco has sido fiel, al frente de lo mucho te pondr; entra en el gozo de tu seor.
MAT  25: 24 
Llegndose tambin el que haba recibido un talento dijo: Seor, s que eres un hombre duro, que cosechas donde no sembraste y recoges donde no esparciste.
MAT  25: 25 
Por eso me dio miedo, y fui y escond en tierra tu talento. Mira, aqu tienes lo que es tuyo.
MAT  25: 26 
Mas su seor le respondi: Siervo malo y perezoso, sabas que yo cosecho donde no sembr y recojo donde no esparc;
MAT  25: 27 
debas, pues, haber entregado mi dinero a los banqueros, y as, al volver yo, habra cobrado lo mo con los intereses.
MAT  25: 28 
Quitadle, por tanto, su talento y ddselo al que tiene los diez talentos.
MAT  25: 29 
Porque a todo el que tiene, se le dar y le sobrar; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitar.
MAT  25: 30 
Y a ese siervo intil, echadle a las tinieblas de fuera. All ser el llanto y el rechinar de dientes.
MAT  25: 31 
Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria acompaado de todos sus ngeles, entonces se sentar en su trono de gloria.
MAT  25: 32 
Sern congregadas delante de l todas las naciones, y l separar a los unos de los otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos.
MAT  25: 33 
Pondr las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.
MAT  25: 34 
Entonces dir el Rey a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, recibid la herencia del Reino preparado para vosotros desde la creacin del mundo.
MAT  25: 35 
Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me acogisteis;
MAT  25: 36 
estaba desnudo, y me vestisteis; enfermo, y me visitasteis; en la crcel, y vinisteis a verme.
MAT  25: 37 
Entonces los justos le respondern: Seor, cundo te vimos hambriento, y te dimos de comer; o sediento, y te dimos de beber?
MAT  25: 38 
Cundo te vimos forastero, y te acogimos; o desnudo, y te vestimos?
MAT  25: 39 
Cundo te vimos enfermo o en la crcel, y fuimos a verte?
MAT  25: 40 
Y el Rey les dir: En verdad os digo que cuanto hicisteis a unos de estos hermanos mos ms pequeos, a m me lo hicisteis.
MAT  25: 41 
Entonces dir tambin a los de su izquierda: Apartaos de m, malditos, al fuego eterno preparado para el Diablo y sus ngeles.
MAT  25: 42 
Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber;
MAT  25: 43 
era forastero, y no me acogisteis; estaba desnudo, y no me vestisteis; enfermo y en la crcel, y no me visitasteis.
MAT  25: 44 
Entonces dirn tambin stos: Seor, cundo te vimos hambriento o sediento o forastero o desnudo o enfermo o en la crcel, y no te asistimos?
MAT  25: 45 
Y l entonces les responder: En verdad os digo que cuanto dejasteis de hacer con uno de estos ms pequeos, tambin conmigo dejasteis de hacerlo.
MAT  25: 46 
E irn stos a un castigo eterno, y los justos a una vida eterna.


    MOSTRANDO 1 - 46  de  46

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |