Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Sabiduria



Busca más en nuestros Sitios Católicos


SAB  8: 1 
Se despliega vigorosamente de un confn al otro del mundo y gobierna de excelente manera el universo.
SAB  8: 2 
Yo la am y la pretend desde mi juventud; me esforc por hacerla esposa ma y llegu a ser un apasionado de su belleza.
SAB  8: 3 
Realza su nobleza por su convivencia con Dios, pues el Seor de todas las cosas la am.
SAB  8: 4 
Pues est iniciada en la ciencia de Dios y es la que elige sus obras.
SAB  8: 5 
Si en la vida la riqueza es una posesin deseable, qu cosa ms rica que la Sabidura que todo lo hace?
SAB  8: 6 
Si la inteligencia es creadora, quin sino la Sabidura es el artfice de cuanto existe?
SAB  8: 7 
Amas la justicia?Las virtudes son sus empeos, pues ella ensea la templanza y la prudencia, la justicia y la fortaleza: lo ms provechoso para el hombre en la vida.
SAB  8: 8 
Deseas adems gran experiencia?Ella conoce el pasado y conjetura el porvenir, sabe interpretar las mximas y resolver los enigmas, conoce de antemano las seales y los prodigios, as como la sucesin de pocas y tiempos.
SAB  8: 9 
Decid, pues, tomarla por compaera de mi vida, sabiendo que me sera una consejera para el bien y un aliento en las preocupaciones y penas:
SAB  8: 10 
Tendr gracias a ella gloria entre la gente, y, aunque joven, honor ante los ancianos.
SAB  8: 11 
Aparecer agudo en el juicio y en presencia de los poderosos ser admirado.
SAB  8: 12 
Si callo, esperarn; si hablo, prestarn atencin; si me alargo hablando, pondrn la mano en su boca.
SAB  8: 13 
Gracias a ella tendr la inmortalidad y dejar recuerdo eterno a los que despus de m vengan.
SAB  8: 14 
Gobernar a los pueblos, y las naciones me estarn sometidas.
SAB  8: 15 
Oyendo hablar de m, soberanos terribles temern.Me mostrar bueno entre las multitudes y valiente en la guerra.
SAB  8: 16 
Vuelto a casa, junto a ella descansar, pues no causa amargura su compaa ni tristeza la convivencia con ella, sino satisfaccin y alegra.
SAB  8: 17 
Pensando esto conmigo mismo y considerando en mi corazn que se encuentra la inmortalidad en emparentar con la Sabidura,
SAB  8: 18 
en su amistad un placer bueno, en los trabajos de sus manos inagotables riquezas, prudencia en cultivar su trato y prestigio en conversar con ella, por todos los medios buscaba la manera de hacrmela ma.
SAB  8: 19 
Era yo un muchacho de buen natural, me cupo en suerte un alma buena,
SAB  8: 20 
o ms bien, siendo bueno, vine a un cuerpo incontaminado;
SAB  8: 21 
pero, comprendiendo que no podra poseer la Sabidura si Dios no me la daba, - y ya era un fruto de la prudencia saber de quin proceda esta gracia - recurr al Seor y le ped, y dije con todo mi corazn:


    MOSTRANDO 1 - 21  de  21

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |