Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Sabiduria



Busca más en nuestros Sitios Católicos


SAB  4: 1 
Mejor es carencia de hijos acompaada de virtud, pues hay inmortalidad en su recuerdo, porque es conocida por Dios y por los hombres;
SAB  4: 2 
presente, la imitan, ausente, la aoran; en la eternidad, ceida de una corona, celebra su triunfo porque venci en la lucha por premios incorruptibles.
SAB  4: 3 
En cambio, la numerosa prole de los impos ser intil; viniendo de renuevos bastardos, no echar races profundas ni se asentar sobre fundamento slido.
SAB  4: 4 
Aunque despliegue por su tiempo su ramaje, precariamente arraigada, ser sacudida por el viento, arrancada de raz por la furia del vendaval;
SAB  4: 5 
se quebrarn sus ramas todava tiernas, intiles sern sus frutos, sin sazn para comerlos, para nada servirn.
SAB  4: 6 
Que los hijos nacidos de sueos culpables son testigos, en su examen, de la maldad de los padres.
SAB  4: 7 
El justo, aunque muera prematuramente, halla el descanso.
SAB  4: 8 
La ancianidad venerable no es la de los muchos das ni se mide por el nmero de aos;
SAB  4: 9 
la verdadera canicie para el hombre es la prudencia, y la edad provecta, una vida inmaculada.
SAB  4: 10 
Agrad a Dios y fue amado, y como viva entre pecadores, fue trasladado.
SAB  4: 11 
Fue arrebatado para que la maldad no pervitiera su inteligencia o el engao sedujera su alma;
SAB  4: 12 
pues la fascinacin del mal empaa el bien y los vaivenes de la concupiscencia corrompen el espritu ingenuo.
SAB  4: 13 
Alcanzando en breve la perfeccin, llen largos aos.
SAB  4: 14 
Su alma era del agrado del Seor, por eso se apresur a sacarle de entre la maldad.Lo ven las gentes y no comprenden, ni caen en cuenta
SAB  4: 15 
que la gracia y la misericordia son para sus elegidos y su visita para sus santos.
SAB  4: 16 
El justo muerto condena a los impos vivos, y la juventud pronto consumada, la larga ancianidad del inicuo.
SAB  4: 17 
Ven la muerte del sabio, mas no comprenden los planes del Seor sobre l ni por qu le ha puesto en seguridad;
SAB  4: 18 
lo ven y lo desprecian, pero el Seor se reir de ellos.
SAB  4: 19 
Despus sern cadveres despreciables, objeto de ultraje entre los muertos para siempre.Porque el Seor los quebrar lanzndolos de cabeza, sin habla, los sacudir de sus cimientos; quedarn totalmentes asolados, sumidos en el dolor, y su recuerdo se perder.
SAB  4: 20 
Al tiempo de dar cuenta de sus pecados irn acobardados, y sus iniquidades se les enfrentarn acusndoles.


    MOSTRANDO 1 - 20  de  20

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |