Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Tobias



Busca más en nuestros Sitios Católicos


TOB  2: 1 
En el reinado de Asarjaddn pude regresar a mi casa y me fue devuelta mi mujer Ana y mi hijo Tobas. En nuestra solemnidad de Pentecosts, que es la santa solemnidad de las Semanas, me haban preparado una excelente comida y me dispuse a comer.
TOB  2: 2 
Cuando me presentaron la mesa, con numerosos manjares, dije a mi hijo Tobas: Hijo, ve a buscar entre nuestros hermanos deportados en Nnive a algn indigente que se acuerde del Seor y trelo para que coma con nosotros. Te esperar hasta que vuelvas, hijo mo.
TOB  2: 3 
Fuese, pues, Tobas a buscar a alguno de nuestros hermanos pobres, y cuando regres me dijo: Padre. Le respond: Qu hay, hijo? Contest: Padre, han asesinado a uno de los nuestros; le han estrangulado y le han arrojado en la plaza del mercado y an est all.
TOB  2: 4 
Me levant al punto y sin probar la comida, alc el cadver de la plaza y lo dej en una habitacin, en espera de que se pusiera el sol, para enterrarlo.
TOB  2: 5 
Volv a entrar, me lav y com con afliccin
TOB  2: 6 
acordndome de las palabras que el profeta Ams dijo contra Betel: = Vuestras solemnidades se convertirn en duelo y todas vuestras canciones en lamento. =
TOB  2: 7 
Y llor. Cuando el sol se puso, cav una fosa y sepult el cadver.
TOB  2: 8 
Mis vecinos se burlaban y decan: Todava no ha aprendido. (Pues, en efecto, ya haban querido matarme por un hecho semejante.) Apenas si pudo escapar y ya vuelve a sepultar a los muertos.
TOB  2: 9 
Aquella misma noche, despus de baarme, sal al patio y me recost contra la tapia, con el rostro cubierto a causa del calor.
TOB  2: 10 
Ignoraba yo que arriba, en el muro, hubiera gorriones; me cay excremento caliente sobre los ojos y me salieron manchas blancas. Fui a los mdicos, para que me curasen; pero cuantos ms remedios me aplicaban, menos vea a causa de las manchas, hasta que me qued completamente ciego. Cuatro aos estuve sin ver. Todos mis hermanos estaban afligidos; Ajikar, por su parte, provey a mi sustento durante dos aos, hasta que se traslad a Elimaida.
TOB  2: 11 
En aquellas circunstancias, mi mujer Ana, tuvo que trabajar a sueldo en labores femeninas; hilaba lana y haca tejidos
TOB  2: 12 
que entregaba a sus seores, cobrando un sueldo; el siete del mes de Dystros acab un tejido y se lo entreg a los dueos, que le dieron todo su jornal y le aadieron un cabrito para una comida.
TOB  2: 13 
Cuando entr ella en casa, el cabrito empez a balar; yo, entonces, llam a mi mujer y le dije: De dnde ha salido ese cabrito? Es que ha sido robado? Devulvelo a sus dueos, porque no podemos comer cosa robada.
TOB  2: 14 
Ella me dijo: Es un regalo que me han aadido a mi sueldo. Pero yo no la cre; orden que lo devolviera a los dueos y me irrit contra ella por este asunto. Entonces ella me replic: Dnde estn tus limosnas y tus buenas obras? Ahora se ve todo bien claro!


    MOSTRANDO 1 - 14  de  14

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |