Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario al final de la hoja.
Macabeos I

MA1  3: 1 
Se levant en su lugar su hijo Judas, llamado Macabeo.
MA1  3: 2 
Todos sus hermanos y los que haban seguido a su padre le ofrecieron apoyo y sostuvieron con entusiasmo la guerra de Israel.
MA1  3: 3 
El dilat la gloria de su pueblo; como gigante revisti la coraza y se ci sus armas de guerra. Empe batallas, protegiendo al ejrcito con su espada,
MA1  3: 4 
semejante al len en sus hazaas, como cachorro que ruge sobre su presa.
MA1  3: 5 
Persigui a los impos hasta sus rincones, dio a las llamas a los perturbadores de su pueblo.
MA1  3: 6 
Por el miedo que les infunda, se apocaron los impos, se sobresaltaron todos los que obraban la iniquidad; la liberacin en su mano alcanz feliz xito.
MA1  3: 7 
Amarg a muchos reyes, regocij a Jacob con sus hazaas; su recuerdo ser eternamente bendecido.
MA1  3: 8 
Recorri las ciudades de Jud, extermin de ellas a los impos y apart de Israel la Clera.
MA1  3: 9 
Su nombre lleg a los confines de la tierra y reuni a los que estaban perdidos.
MA1  3: 10 
Apolonio reuni gentiles y una numerosa fuerza de Samara para llevar la guerra a Israel.
MA1  3: 11 
Judas, al tener noticia de ello, sali a su encuentro, le venci y le mat. Muchos sucumbieron y los dems se dieron a la fuga.
MA1  3: 12 
Recogido el botn, Judas tom para s la espada de Apolonio y en adelante entr siempre en combate con ella.
MA1  3: 13 
Sern, general del ejrcito de Siria, al saber que Judas haba congregado en torno suyo una multitud de fieles y gente de guerra,
MA1  3: 14 
se dijo: Conseguir un nombre y alcanzar gloria en el reino atacando a Judas y a los suyos, que desprecian las rdenes del rey.
MA1  3: 15 
Parti, pues, a su vez, y subi con l una poderosa tropa de impos para ayudarle a tomar venganza de los hijos de Israel.
MA1  3: 16 
Cuando se aproximaba a la subida de Bet Jorn, le sali al encuentro Judas con unos pocos hombres.
MA1  3: 17 
Al ver stos el ejrcito que se les vena encima, dijeron a Judas: Cmo podremos combatir, siendo tan pocos, con una multitud tan poderosa? Adems estamos extenuados por no haber comido hoy en todo el da.
MA1  3: 18 
Judas respondi: Es fcil que una multitud caiga en manos de unos pocos. Al Cielo le da lo mismo salvar con muchos que con pocos;
MA1  3: 19 
que en la guerra no depende la victoria de la muchedumbre del ejrcito, sino de la fuerza que viene del Cielo.
MA1  3: 20 
Ellos vienen contra nosotros rebosando insolencia e impiedad con intencin de destruirnos a nosotros, a nuestras mujeres y a nuestros hijos, y hacerse con nuestros despojos;
MA1  3: 21 
nosotros, en cambio, combatimos por nuestras vidas y nuestras leyes;
MA1  3: 22 
El les quebrantar ante nosotros; no les temis.
MA1  3: 23 
Cuando acab de hablar, se lanz de improviso sobre ellos y Sern y su ejrcito fueron derrotados ante l.
MA1  3: 24 
Les persiguieron por la pendiente de Bet Jorn hasta la llanura. Unos ochocientos sucumbieron y los restantes huyeron al pas de los filisteos.
MA1  3: 25 
Comenz a cundir el miedo a Judas y sus hermanos y el espanto se apoder de los gentiles circunvecinos.
MA1  3: 26 
Su nombre lleg hasta el rey y en todos los pueblos se comentaban las batallas de Judas.
MA1  3: 27 
El rey Antoco, al or esto, se encendi en violenta ira; mand juntar las fuerzas todas de su reino, un ejrcito poderossimo;
MA1  3: 28 
abri su tesoro y dio a las tropas la soldada de un ao con la orden de que estuviesen preparadas a todo evento.
MA1  3: 29 
Entonces advirti que se le haba acabado el dinero del tesoro y que los tributos de la regin eran escasos, debido a las revueltas y calamidades que l haba provocado en el pas al suprimir las leyes en vigor desde los primeros tiempos.
MA1  3: 30 
Temi no tener, como otras veces, para los gastos y para los donativos que sola antes prodigar con larga mano, superando en ello a los reyes que le precedieron.
MA1  3: 31 
Hallndose, pues, en tan grave aprieto, resolvi ir a Persia a recoger los tributos de aquellas provincias y reunir mucho dinero.
MA1  3: 32 
Dej a Lisias, personaje de la nobleza y de la familia real, al frente de los negocios del rey desde el ro Eufrates hasta la frontera de Egipto;
MA1  3: 33 
le confi la tutela de su hijo Antoco hasta su vuelta;
MA1  3: 34 
puso a su disposicin la mitad de sus tropas y los elefantes, y le dio orden de ejecutar cuanto haba resuelto. En lo que tocaba a los habitantes de Judea y Jerusaln,
MA1  3: 35 
deba enviar contra ellos un ejrcito que quebrantara y deshiciera las fuerzas de Israel y lo que quedaba de Jerusaln hasta borrar su recuerdo del lugar.
MA1  3: 36 
Luego establecera extranjeros en todo su territorio y repartira entre ellos sus tierras.
MA1  3: 37 
El rey, tomando consigo la otra mitad del ejrcito, parti de Antioqua, capital de su reino, el ao 147. Atraves el ro Eufrates y prosigui su marcha a travs de la regin alta.
MA1  3: 38 
Lisias eligi a Tolomeo, hijo de Dorimeno, a Nicanor y a Gorgias, hombres poderosos entre los amigos del rey,
MA1  3: 39 
y les envi con 40.000 infantes y 7.000 de a caballo a invadir el pas de Jud y arrasarlo, como lo haba mandado el rey.
MA1  3: 40 
Partieron con todo su ejrcito, llegaron y acamparon cerca de Emas, en la Tierra Baja.
MA1  3: 41 
Los mercaderes de la regin, que oyeron hablar de ellos, tomaron grandes sumas de plata y oro, adems de grilletes, y se fueron al campamento con intencin de adquirir como esclavos a los hijos de Israel. Se les uni tambin una fuerza de Idumea y del pas de los filisteos.
MA1  3: 42 
Judas y sus hermanos comprendieron que la situacin era grave: el ejrcito estaba acampado dentro de su territorio y conocan la consigna del rey de destruir el pueblo y acabar con l.
MA1  3: 43 
Y se dijeron unos a otros: Levantemos a nuestro pueblo de la ruina y luchemos por nuestro pueblo y por el Lugar Santo.
MA1  3: 44 
Se convoc la asamblea para prepararse a la guerra, hacer oracin y pedir piedad y misericordia.
MA1  3: 45 
Pero Jerusaln estaba despoblada como un desierto, ninguno de sus hijos entraba ni sala; conculcado el santuario, hijos de extraos en la Ciudadela, convertida en albergue de gentiles. Haba desaparecido la alegra de Jacob, la flauta y la lira haban enmudecido.
MA1  3: 46 
Por eso, una vez reunidos, se fueron a Masf, frente a Jerusaln, porque tiempos atrs haba habido en Masf un lugar de oracin para Israel.
MA1  3: 47 
Ayunaron aquel da, se vistieron de sayal, esparcieron ceniza sobre la cabeza y rasgaron sus vestidos.
MA1  3: 48 
Desenrollaron el libro de la Ley para buscar en l lo que los gentiles consultan a las imgenes de sus dolos.
MA1  3: 49 
Trajeron los ornamentos sacerdotales, las primicias y los diezmos, e hicieron comparecer a los nazireos que haban cumplido el tiempo de su voto.
MA1  3: 50 
Levantaron sus clamores al Cielo diciendo: Qu haremos con stos? A dnde los llevaremos?
MA1  3: 51 
Tu Lugar Santo est conculcado y profanado, tus sacerdotes en duelo y humillacin,
MA1  3: 52 
y ah estn los gentiles coligados contra nosotros para exterminarnos. T conoces lo que traman contra nosotros.
MA1  3: 53 
Cmo podremos resistir frente a ellos si no acudes en nuestro auxilio?
MA1  3: 54 
Hicieron sonar las trompetas y prorrumpieron en grandes gritos.
MA1  3: 55 
A continuacin, Judas nombr jefes del pueblo: jefes de mil hombres, de cien, de cincuenta y de diez.
MA1  3: 56 
A los que estaban construyendo casas, a los que acababan de casarse o de plantar vias y a los cobardes, les mand, conforme a la Ley, que se volvieran a sus casas.
MA1  3: 57 
Luego, se puso en marcha el ejrcito y acamparon al sur de Emas.
MA1  3: 58 
Judas les dijo: Preparaos, revestos de valor y estad dispuestos maana temprano para entrar en batalla con estos gentiles que se han coligado contra nosotros para destruirnos y destruir nuestro Lugar Santo.
MA1  3: 59 
Porque es mejor morir combatiendo que estarnos mirando las desdichas de nuestra nacin y del Lugar Santo.
MA1  3: 60 
Lo que el Cielo tenga dispuesto, lo cumplir.


    MOSTRANDO 1 - 60  de  60

Seleccionar: Capitulo:
Palabra: Mostrar:
Tamano de Letra:


Un Espacio Catolico de Evangelizacion

| Inicio | Imagenes | Diversion | Temas | Musica | Oraciones | La Biblia | Conocer Libros

La Biblia de Jerusalen (Catolica)
Para seguir buscando use el formulario amarillo.

eCatolico  |  Musicatolica  |  Cancionero  |  AudioBiblia  |  Radios  |  TuMusicaCatolica  |  VocesCatolicas  |  FeEnVideo  |  Imagenes  |  Chat  |  Blog  |